Logotipo Gesthispania

Mujeres de Gesthispania

Publicado 08/03/19

Mujeres de Gesthispania

Actualmente, 76 personas conforman el equipo de Gesthispania y 43 de ellas son mujeres. Por lo que podemos decir orgullosamente, que somos una organización que apuesta por el talento femenino para generar valor en la empresa.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, desde Gesthispania hemos realizado un artículo como homenaje a la gran aportación que hacen nuestras compañeras en el funcionamiento diario de la empresa. Entrevistamos a tres compañeras, con perfiles y experiencias profesionales diferentes, que nos han contado detalles de su experiencia en el mundo laboral, sus retos y objetivos y su perspectiva sobre el rol de la mujer profesional actual.

Leonor, Lucía y Ana son una pequeña muestra del tipo de grandes mujeres que hoy conforman Gesthispania.

María Leonor Costa. Sales Director Portugal

P. Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria profesional antes de trabajar en Gesthispania

R. Soy graduada en Economía, con dos postgrados, uno en Ingeniería Industrial y otra más reciente en Marketing.

Tengo cerca de 30 años de experiencia profesional, gran parte, cerca de 20 años, en el sector del automóvil. Trabajé en un grupo portugués de gran tamaño que representa las marcas Volkswagen, Audi y Skoda. También tuve la oportunidad de trabajar en marcas como SEAT y BMW.

En términos de áreas de conocimiento, he trabajado siempre en las vertientes de estrategia, planificación, análisis y desarrollo de negocio, en contexto internacional y en equipos multidisciplinarios. El sector automovilístico ha sido mi escuela y en donde he consolidado mis conocimientos y experiencia, lo cual me ha permitido abrazar otros proyectos.

Tuve el placer de trabajar con la Universidad en la que me gradué, en el análisis de proyectos (desde el punto de vista del negocio) y en el sector de la Energía. Estaba exactamente en uno de esos proyectos cuando hace dos años me invitaron a trabajar en Gesthispania.

Actualmente soy Sales Director y mi objetivo es la expansión de los servicios de Gesthispania en el mercado portugués.

P. ¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado en todo este tiempo?

R. Cuando se inicia un proyecto nuevo es siempre un desafío, aunque estemos acostumbrados al sector o al tipo de función, incluso cuando tenemos los conocimientos para realizar las tareas. Es siempre un desafío. Cada proyecto nuevo, mereció siempre mi mayor respeto y atención, así como mi mayor y mejor expectativa.

P.  ¿Cuáles son tus planes de futuro para tu carrera profesional?

R. Tengo algunos planes, pero cosas simples. Yo diría que tengo más ambiciones que planes.

Con mi trayectoria profesional y con mi edad, ya no hago muchos planes personales ambiciosos, complicados, me gusta mucho trabajar y transmitir mis conocimientos y lo que he aprendido a las generaciones más jóvenes. Tengo la suerte de que me guste mucho mi trabajo.

Pongo pasión en mi trabajo y tengo un fuerte sentimiento de pertenencia a mi clan (la empresa), por eso digo que mis planes son los planes del grupo al que pertenezco.

Personalmente tengo ambiciones, pero concretando un poco, me gustaría aprender a hablar español, para no asesinar la lengua española cada vez que hablo. Eso sí es un plan: ir a una escuela de español.

A nivel profesional, mi ambición es conseguir siempre añadir valor a todo lo que hago, superarme siempre, aunque sea un poco o en las pequeñas tareas. Confieso que tengo una ambición que me daría una gran satisfacción: que Gesthispania Portugal tenga una flota de 200.000 vehículos con el servicio de gestión de multas en los próximos dos años.

P. Dado que esta semana celebramos el Día de Internacional de la Mujer ¿Cómo crees que debe seguir evolucionando el rol de la mujer en el mundo profesional?

R. Me gustaría mucho que no fuera necesario el Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, percibo que es necesario que exista este día, para llamar la atención sobre la discriminación hacia la mujer por tener un conjunto de características diferentes a las de los hombres y que, a veces, se consideran como debilidad o se les da connotaciones negativas. Esta discriminación se refleja de varias maneras, incluído el ámbito profesional.

¡Es necesario cambiar la mentalidad! Es necesario entender de forma distinta las características de las mujeres, las que tenemos diferentes a los hombres, no como defecto o fragilidad, sino como lo que son: sólo diferencias, ni buenas ni malas, apenas características distintas.

Pero las mujeres también tienen que ayudarse a ellas mismas, ¡tienen que cambiar!

Hablando de la parte profesional, la culpa no es sólo de la sociedad en general, pues las mujeres tenemos que demostrar que esto no es una competición entre hombre y mujer por ver quién es mejor, nosotras no tenemos que estar siempre demostrando que somos mejores que los hombres para seguir siendo reconocidas. Pienso que cada una de nosotras en nuestras funciones tenemos que ser buenas profesionales, competentes. Nuestro buen trabajo habla por nosotras y aunque aún puede tardar un poco, unos años, ¡llegaremos!

Las mujeres de las generaciones más recientes son fuertes, proactivas, con más conocimiento que las generaciones pasadas y tengo mucha fe en ellas. Ellas van a mejorar el papel de las mujeres en el plano profesional, ¡estoy segura!

P. Para conocerte un poco más ¿Quién es tu modelo de vida a seguir? / ¿Una película, serie o libro que te inspiren?

R. No tengo un modelo específico a seguir. Admiro algunas características que ciertas personas tienen. Admiro particularmente quien consigue ser persistente sin ser terco, respetuoso sin ser sumiso, pragmático sin ser indiferente.

Hay una película que me encantó y adoro: «Cinema Paradiso». Habla de amistad, respeto y ayuda entre un anciano y un niño.

En cuanto a libros:

«Cisnes salvajes» de Jung Chang. La historia de las grandes y radicales transformaciones que China pasó en este siglo reciente, contado a través de tres generaciones de mujeres. Son estas mujeres, frágiles, que con inteligencia y sufrimiento lograron preservar a su familia y que no perdiera la noción de humanidad.

«Historia de una Gaviota y del Gato que le enseñó a volar» de Luis Sepúlveda. Una historia encantadora sobre aceptar y respetar las diferencias. Habla también de amistad y del valor de los compromisos que asumimos. “Es muy fácil aceptar y querer a los que son iguales a nosotros, pero hacerlo con alguien diferente es muy difícil.

Lucía Reina. Responsable Servicios de Gestoría

P. Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria profesional antes de trabajar en Gesthispania

R. Tras terminar el segundo ciclo de administración, con 19 años, empecé a trabajar como comercial en el sector de telefonía. Un año más tarde decidí comenzar los estudios de empresariales por la Universidad de Córdoba (ETEA) y fui compaginando el trabajo con los estudios.

Con 21 años empecé a trabajar en empresas de familiares, en un principio como secretaria en Officenter,  hasta que en el año 1999 mi hermano, Manuel Reina, fundó la Gestoría Reina Millán. Así es como empecé mi trayectoria en el sector de la automoción.  

Recuerdo también que, durante un periodo de un año aproximadamente, trabajé en el sector de la joyería, en facturación y control de calidad. Después de este periodo volví a la gestoría y es donde me encuentro a día de hoy.

Actualmente, el puesto que desempeño es de responsable del departamento de Gestoría de Gesthispania.

P. ¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado en todo este tiempo?

R. El mayor reto profesional al que me he enfrentado ha sido la adaptación al crecimiento de Gesthispania en pocos años. Pasamos de ser una gestoría pequeña, en la cual trabajamos dos personas, a la actualidad, donde somos 19 personas en el departamento de gestoría. Esto ha supuesto un cambio muy grande para mí, porque de ser un perfil puramente operativo me designaron la función ejecutiva del departamento, con todos los cambios que a nivel laboral esto supone.

P.  ¿Cuáles son tus planes de futuro para tu carrera profesional? R. Quiero continuar y jubilarme, a ser posible, en Gesthispania. En este empresa nací a nivel laboral y aquí deseo terminar. Es una empresa en continua expansión y crecimiento, que requiere continuamente ir formándose en nuevas tecnologías e ir conociendo día a día el cambiante entorno del sector del automóvil y de las gestorías. Todas estas cuestiones nos están requiriendo grandes retos y nos hace crecer a nivel profesional.

P. Dado que esta semana celebramos el Día de Internacional de la Mujer ¿Cómo crees que debe seguir evolucionando el rol de la mujer en el mundo profesional?

R. El rol de la mujer en el mundo profesional debe estar basado en su confianza. La aptitud es muy importante, pero más lo es la actitud, y eso les sobra a la mayoría de las mujeres.

P. Para conocerte un poco más ¿Quién es tu modelo de vida a seguir? / ¿Una película, serie o libro que te inspiren?

R. Por su lucha, tesón y amor, el modelo a seguir para mí es mi madre. Fue una mujer que con 38 años se quedó sin ninguna ayuda económica, con cuatro hijos, y ella sola nos sacó adelante dándonos una educación y formación exquisita, inculcandonos los mejores valores de la vida.  Estas situaciones extremas solamente son capaces de afrontarlas las madres.

Ana del Pozo. Project Manager

P. Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria profesional antes de trabajar en Gesthispania

R. Fui una de esas pocas personas, que tiene la gran suerte de saber a qué se quiere dedicar en su vida desde muy pequeña. Ingeniera civil. Y eso hice, decidí a irme a Belmez a estudiar ingeniería civil, siendo mi promoción conformada por 14 mujeres de un total de 65 personas.

Una situación similar me encontré en el curso de Jefe Coex, donde las mujeres seguíamos siendo minoría.

Ya en el mundo laboral, realicé las prácticas curriculares en 2015 en la constructora Firprosa, donde estuve más que encantada, aunque pude ver que, en obra, las mujeres recibíamos un trato distinto.

En 2016 entré a trabajar en CEMOSA – Centro de Estudio de Materiales y Control de Obra. Empresa internacional dedicada al estudio del control de calidad de los materiales utilizados en obra.

En 2017 cursé el Máster de Formación del Profesorado en Enseñanza Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional en la especialidad de Matemáticas – ¡por fin estábamos en igualdad de número! Hice mis prácticas en el Colegio Virgen del Carmen donde descubrí que el mundo de la enseñanza también me gustaba.

Desde junio de 2018 tengo el gran placer de formar parte de Gesthispania, empresa de gente joven y de grandes mujeres. Forma parte de uno de los proyectos de más envergadura que tratamos, Keep Moving, en el que me encargo de coordinar a los distintos departamentos y ayudarles como soporte en lo que necesiten. Así mismo, mi papel en la empresa es coordinar todas las partes afectadas en un proyecto para que este salga bien, en objetivos y en fecha.

P. ¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado en todo este tiempo?

R. Creo que mi mayor reto es siempre reinventarme, intentar formarme en cosas nuevas e intentar dar lo mejor de mí, sea cual sea mi puesto y sea cual sea el trabajo. Como se ha podido ver, solo tuve el placer de dedicarme a lo que buscaba de mi profesión en 2015, y desde entonces busco sentirme realizada en cada trabajo que desempeño.

P. ¿Cuáles son tus planes de futuro para tu carrera profesional?

R. En Gesthispania he descubierto un sector interesantísimo, que me supone un mundo pero que me apetece seguir descubriendo. Me encantaría formarme hasta ser directora de proyectos, que la empresa sienta que conmigo tiene a una persona que le aporta valor y mejora día a día para dar su mejor versión y conseguir lo que la compañía necesita.

En línea con esto y viendo cómo nos vamos desarrollando, me encantaría seguir formándome en idiomas para poder responder a todos los clientes con los que trabajamos y con los que vamos a trabajar a nivel internacional.

P. Dado que esta semana celebramos el Día de Internacional de la Mujer ¿Cómo crees que debe seguir evolucionando el rol de la mujer en el mundo profesional?

Creo que las mujeres que ahora son mayores lucharon mucho por darnos las mismas o casi las mismas oportunidades que a los hombres en todos los ámbitos y que, ahora, las chicas y chicos adolescentes han perdido esa visión, esa necesidad de igualdad, por lo que necesitamos educarlos para que esta lucha continúe. Muchos creen que es cosa del pasado, que somos iguales, pero estamos aún distantes de ello y más si nos conformamos con lo poco que ahora tenemos.

P. Para conocerte un poco más ¿Quién es tu modelo de vida a seguir? / ¿Una película, serie o libro que te inspiren?

R. Lo cierto es que no suelo fijarme en las personas para buscar referentes, pero sí que hay una mujer que me ha marcado muchísimo. Es la directora de Zalima (colegio donde cursé bachillerato), Aguas Santas López, de la que me considero gran amiga. Es una mujer increíble, su primer año coincidió con el mío allí y entró como profesora compaginando su trabajo de aparejadora autónoma (¡el colegio en Córdoba y las obras en Sevilla!), justo el año en el que salí la nombraron directora del colegio y desde entonces, no ha dejado de renovarlo, incluyendo cursos, formaciones, etc. y, mientras tanto, sigue formándose a sí misma haciendo másteres. Creo que puede ser un ejemplo para todos los que la conozcan.

María A., Maricarmen B., Isabel, Lara, Ana A., Raquel, Pepi, Maite, Sole, María D., Laura E., María José, Miriam, Laura I., Cristina J., Natalia L., María L., Ana, Paloma, Inma, Patricia, Cristina M., Lady, Pili, Mónica, Marta, Sandra, Daniela, Natalia P., Irene, Verónica, María Dolores, Carmen, Maricarmen R., Karla, Ana María, Eugenia, Mercedes, Leticia, Sarah, Leonor, Lucía y Ana.

Muchas gracias por vuestro esfuerzo, dedicación y ayuda para que Gesthispania siga avanzando.

Gesthispania

Keep moving.

Suscríbete a nuestra newsletter

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.